Subscribete a nuestra Newsletter

El proyecto Mission blue

hello

Océanos para vivir


4470 millones de años de vida (la tierra) 100 años de destrucción (el plástico)


Kimoa se une a Mission Blue convirtiéndonos en partner oficial de la organización y uniéndonos en su lucha por la protección de los océanos, en especial contra los plásticos que infectan nuestros mares y afectan tanto a las especies marinas como a seres humanos por el consumo de microplásticos a través de los alimentos.

“Los próximos cinco años pueden ser los más importantes en los próximos diez mil para nuestro planeta. Hay muchas razones para la esperanza, pero todos los días se cierran las puertas de la oportunidad. Sabemos qué hacer. AHORA es el momento de actuar. " - Dra. Sylvia Earle.

hello

Mission Blue inspira al mundo para ponernos en acción en la exploración y protección del océano. La organización está dirigida por la legendaria oceanógrafa Dra. Sylvia Earle que cuenta entre sus galardones con el premio Princesa de Asturias de la Concordia 2018

Mission Blue está uniendo una coalición global de particulares y empresas para inspirar una oleada de conciencia pública, acceso y apoyo a una red mundial de áreas marinas protegidas, lo que ellos denominan “Hope Spots”.

Bajo el liderazgo del Dra. Earle, el equipo de Mission Blue implementa campañas de comunicación que elevan “Hope Spots” al escenario mundial a través de documentales, redes sociales, medios tradicionales y herramientas innovadoras como Google Earth, donde pueden verse geolocalizados los “Hope Spots” con proyectos activos. Mission Blue también se embarca en expediciones oceánicas regulares que arrojan luz sobre estos ecosistemas vitales y generan apoyo para su protección.
Actualmente, la alianza Mission Blue incluye más de 200 grupos dedicados a la conservación del océano y organizaciones afines: desde grandes compañías multinacionales hasta equipos científicos individuales que realizan importantes investigaciones.


Además, Mission Blue apoya el trabajo de ONGs conservacionistas que comparten la misión de generar apoyo público para la protección del océano. Con el esfuerzo y la pasión de las personas y organizaciones de todo el mundo, los Hope Spots pueden convertirse en una realidad y formar una red global de áreas marinas protegidas lo suficientemente grandes como para restaurar el océano, el corazón azul del planeta.