Subscribete a nuestra Newsletter

#K DIARIES

THE VALUES por MYRIAM GRASSI X KIMOA LAB0217-10-2021

Pasión en lo que hace, romper la monotonía, aprender y divertirse definen a esta triatleta.

Compartir

Myriam Grassi a sus 26 años y residiendo en Versilia (Italia) empezó a nadar a los 7 años. A los 11 decidió que un deporte solo no le bastaba y también se lanzó a la pista practicando atletismo. A los 14 años agregó una disciplina extra: el ciclismo.

Y así es como comenzó a hacer triatlón, el deporte en el que se ha formado y que le acompaña hasta el día de hoy.

Por el momento lo practica a nivel amateur, ya que entre el trabajo y el estudio encontrar el tiempo y la fuerza para hacer dos entrenamientos al día es realmente difícil aunque en su perfil de redes sociales, @myriamgrassi_tri, se siente la pasión que siente por el mismo.

La belleza, en sus propias palabras, del deporte que practica es la variedad entre tres disciplinas perfectas para una persona que se cansa de la monotonía. Otro aspecto positivo es la práctica al aire libre (aparte de nadar en la piscina cubierta en invierno) y, como no, los compañeros de entrenamiento dispuestos a compartir el esfuerzo.

Entre sus hitos se encuentran los resultados obtenidos que la valieron para varias convocatorias en la Selección Nacional Italiana, una medalla de bronce en la categoría de relevo a nivel europeo y otras convocatorias a competiciones internacionales. También ha sido campeona de Italia en su categoría, tanto en triatlón como en duatlón.

Entre sus hábitos diarios nunca pierde horas de sueño ya que los entrenamientos son intensos y hay necesidad de recuperación. Es importante reponerse bien, especialmente después del entrenamiento, así como divertirse también parte de su filosofía.

A la hora de vestirse, para el ciclismo y el running, le gusta tener ropa bastante visible en cuanto a colores ya que especialmente el ciclismo puede ser un poco peligroso al practicarse en carreteras con mucho tráfico. En invierno opta por ropa que la mantenga abrigada aunque no en exceso. Y sobre todo prendas que sean cómodas y que ahorren espacio. En sus outfits no faltan las gafas Kimoa LAB02 que utiliza para sus rutas en bicicleta la cuales define como espaciales, tanto por su peso, ultraligero de tan solo 22gr, como porque protegen el ojo del polvo en caso de viento y de los diversos reflejos que a veces se crean en el camino por el sol.

Por último una palabra y valor que la define, sin duda, es la PASIÓN, la cual la ha empujado a lo largo de los años a seguir formándose y que ahora también es su trabajo. Una pasión que espera transmitir a las personas que entrena.

Top ventas